HUMILDAD SIN LIMITES

lunes, 9 de marzo de 2009

ROCK & OLD


Me parecía el momento adecuado para recuperar este artículo que escribí hace algún tiempo para una revista. Ahí va la primera parte.

¿Siguen dando un buen nivel los viejos grupos? ¿Sólo les interesa el dinero?¿Continúan por la escasez de buenos grupos en la actualidad?

La lista de bandas eternas es larga.
De aquí: Barón Rojo, Hombres G, Héroes del silencio (las 70.000 entradas vendidas con antelación), Asfalto, Bloque, Topo…
Extranjeras: The Doors (Ahora como “RIDERS ON THE STORM” tras adoptar camaleónicos nombres por disputas legales con Desmond y la familia de Morrison), Pearl Jam, Van Halen (con David Lee Roth), The Eagles, Génesis (con Phil Collins), Sex pistols, The Who, Europe, Pink Floyd, Queen (sin Freddy lógicamente), Bob Dylan, Metallica, Iron Maiden, Motorhead, Judas Priest, The Police, Take That, Rage against the machine, Dinosaur Jr.…y podríamos seguir.
Incluso se viene rumoreando largamente sobre la vuelta de LED ZEPPELIN, y la presión para la vuelta de los CLASH solo cesó tras la muerte de Joe Strummer.

¿Vuelven, o no se van los viejos rockeros simplemente porque, como decía Miguel Ríos nunca mueren?¿ O hay otros motivos que los impulsan a reverdecer sus viejos éxitos ante un nostálgico público?

El éxito en su día de la tendencia del “revival” musical en producciones de las que Lenny Kravitz es un claro exponente, ya empezaba a prepararnos para la posterior resurrección de más y más viejos mitos. La vuelta al sonido analógico, incluso al vinilo en producciones limitadas indicaba que algo fallaba en la era digital de la música. Tras el fin de los discos grabados en seis meses de estudio (Sgt. Peppers-The Beatles) La posibilidad de reducir costes de producción propiciada por nuevos sistemas digitales conllevó una perdida de calidez y calidad en muchos discos, sobre todo en los más comerciales. Algo que ya se venía adivinando con la llegada del CD, sustituto del vinilo por motivos exclusivamente comerciales (aumentar el precio) y no técnicos, como aseguraron las discográficas.
Las nuevas bandas en su afán “retro” por intentar sonar lo más “viejo” posible ya indicaban el camino a seguir, y seguramente han ayudado a volver a las originales que admiraban.
Ya sucedió con los viejos “bluesman”, que volvieron años después tras haber dejado incluso la música en algunos casos. Pero podríamos destacar el caso de los británicos DEEP PURPLE, pioneros del Hard Rock, como unos de los primeros en iniciar esta tendencia. Regresaron allá por los 80 (“PERFECT STRANGERS”), con una tremenda expectación y éxito, y se han mantenido hasta hoy con más o menos regularidad y diferentes formaciones.
Algunos duran unos años, comprueban que ya han tenido bastante con la experiencia, y luego lo dejan definitivamente. Pero la mayoría vuelven de nuevo a intentarlo, quizá con otra formación en algunos casos, pero con idéntica convicción.
El dinero a veces se ve como el único motivo, pero eso solo es un hecho irrefutable en casos como el de Sex Pistols que, reconocido por ellos mismos, hicieron una gira en 2006 por motivos exclusivamente económicos e incluso se publicitaron con el lema: “Los pistols no quieren tu corazón, quieren tu dinero”.
Pero aun reconociendo que nadie trabaja por amor al arte, vemos un elemento común: son grupos que tuvieron un gran éxito, pero que además lo mantuvieron en las ventas de sus discos muchos años después. Leyendas de la música a las que deseaban volver a ver sus antiguos fans, y los que no habían tenido la fortuna de disfrutarlos nunca en vivo.
Ya existía por tanto un previo interés del público, bien en su vuelta, o en su continuidad, como en los casos de AC DC o ROLLING STONES.

it´s only rock and old but i like it...





Videando

Loading...