HUMILDAD SIN LIMITES

miércoles, 15 de julio de 2009

BUEN CHICO



El chico tenía todos los elementos alrededor que podían conducirle al desastre.







Se había criado en una familia europea de clase media. Una educación exqusitamente diseñada. Unas relaciones encaminadas a una vida honrada y decente. Físicamente sin ninguna tara de ningún tipo, un perfil adecuado. Influencia de todos los prejuicios asumibles a los que cualquier persona "normal" se expone. Gustos de ocio dentro de lo establecido. Ninguna adicción excesivamente preocupante, ninguna fobia, filia, obsesión o manía le trastornaba.


El chico, como digo, estaba rodeado de una tupida red bien ensamblada. Contruida tras décadas de progreso, paz y prosperidad en el primer mundo.

Por eso, nada hacía pensar en algo así. Sus padres estaban aterrados. ¿Qué habían hecho mal?

Simplemente no lo entendían, no daban crédito. Sobre todo porque ellos le habían animado a estudiar la carrera de medicina.

Ellos que, tan orgullosos ante sus amistades, habían sentido el placer del trabajo bien hecho cuando se doctoró cum laude.

Ellos no sabían que decir ahora ante tan rotundo fracaso. Ante el estrellado proyecto de vida de su único hijo.




"¡Joder, si es que este idiota se ha apuntado a médicos sin fronteras y le tenemos que pagar hasta los viajes!
... al menos se ha quedado definitivamente a vivir en Sierra Leona."- replicó su esposa.

Y el chico como decía al principio, pese a todo, consiguió escapar al desastre.


No hay comentarios:

Videando

Loading...