HUMILDAD SIN LIMITES

martes, 29 de diciembre de 2009

EL DISCURSITO DEL REY





Patético. La discusión sobre el discurso de Navidad en ETB2 por primera vez en la historia ha generado intensos debates en los que se ha visto de que pie cojea cada uno.
Al margen de que el responsable de la programación del omnitelevisivo mensaje sea un partido que incluye en sus siglas palabras como Obrero y Socialista reflejando a quién sirve de verdad, la cuestión es que tampoco otros se atreven a denunciar lo evidente.
Si esto es muy sencillo. El verdadero debate no es el de las audiencias, que por cierto, no es verdad, como algunos desde fuentes cercanas al lehendakarizado Francisco Fran..., digo López, han afirmado, que hayan subido.
El verdadero debate es que coño pinta ese señor dando la chapa no sólo en Navidad, sino todo el año. Ejerciendo un poder muy real, y no simbólico como pretenden algunos.
Pretender a estas alturas que una “democracia” no pierda su nombre siendo tutelada por la monarquía es, y será siempre un insulto a la inteligencia. Todo el que se informe de verdad sabrá, a poco que lo intente, que las casas reales Europeas ostentan un poder desde hace siglos en los círculos económicos más elevados. Estos de la cruz de Malta son, además de parientes, poseedores de fortunas incalculables que hacen imposible su erradicación del poder.
Pero esta sociedad adormecida por los mass media, embriagada por los mecanismos del capitalismo más reaccionario y calculador no quiere saber nada. Fracasados modelos anteriores de sociedad supuestamente más justos, han aceptado alegremente las consignas de felicidad enlatada que llegan desde todos los frentes. Una felicidad que hipoteca cualquier signo de disidencia verdadero poses rebundantes aparte.
Incluso nos ofrecen modelos alternativos de oposición tanto en política como en moviemientos sociales que realmente ellos controlan e incluso a veces promueven. El truco es un equilibrio malabarístico en el que parezca existir el libre albedrío. Como si realmente pudiesemos escapar de tan elaborado juego.
Supongo que algunos lacayos serán capaces de soportar estoicamente el discurso del rey sin pestañear, pero para la segunda línea de un párrafo que, como éste, les haga pensar, habrán desviado su atención hacia cualquier cosa más amable.


En éste Reino sirven mejor callados.

4 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Coincido plenamente con tu reflexivo cabreo. Por lo menos "su callista" ya ha dejado la familia y un estómago agradecido menos que chupa del bote de todos nosotros.

saludos

pd: qué tal el software de fusión entre guitarra y gaita? ;-)

Joseba Lafuente dijo...

Pues la verdad es que no se donde apunté el programa que me diste.
De todas formas me parece que deberías estar en desacuerdo dada tu posición jajaja.

El Conde de MonteCristo dijo...

La aristocracia ya no es lo que era, no somos tan corporativistas como otros gremios juas juas

Joseba dijo...

Pues entonces sois como el de los músicos, jejeje...

Videando

Loading...